¿Por qué surgen los problemas con la potencia masculina?

¿Por qué surgen los problemas con la potencia masculina?

Advertencia
Si tienes algún problema médico o piensas que puedes tener algún problema que no conozcas, por favor consulta con un médico antes de empezar el tratamiento para la disfunción eréctil. La información proporcionada en esta página no debe ser usada como sustituto de consejo médico o como base de un auto-diagnóstico y auto-tratamiento.

Un estilo de vida sedentario junto con el estrés crónico, una dieta poco saludable y descuidar la salud ha llevado a que un porcentaje cada vez mayor de hombres en España y en todo el mundo sufran de disfunción eréctil. Las estadísticas sobre el consumo de medicamentos contra la impotencia han ido creciendo desde 2014.

En uno de los estudios realizados por científicos italianos, se creó un “retrato” del paciente promedio con disfunción eréctil diagnosticada. En general, se trata de un hombre con sobrepeso de 55 años. En el 43% de los casos, este hombre además, tiene una enfermedad concomitante. Muy a menudo (71%) se trata de una enfermedad asociada con el sistema cardiovascular. Tiene una relación estable que dura más de 10 años. Trabaja a tiempo completo. Fuma o ha fumado en el pasado.

Después de leer estas características, se vuelven evidentes varios factores de riesgo para padecer impotencia:

  • Eda. La enfermedad se manifiesta con mayor frecuencia en hombres a partir de los 40 años.
  • Peso. El sobrepeso, especialmente la obesidad, aumenta en gran medida la probabilidad de desarrollar la disfunción eréctil.
  • Enfermedades subyacentes, especialmente problemas con el sistema cardiovascular. La mala salud vascular es igual a la mala circulación sanguínea. El flujo sanguíneo insuficiente al pene es la principal causa de impotencia.
  • Estrés psicológico. Trabajar a tiempo completo puede poner a un hombre bajo estrés crónico. Además, la fatiga afecta a la libido.
  • Fumar tiene un efecto negativo en el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Prepárate para sesiones duraderas de sexo

¿Qué es la impotencia?

Una vez que ha fallado en la cama, un hombre puede pensar que tiene problemas con la potencia. Pero este no es el caso. Para ser diagnosticado con disfunción eréctil, la incapacidad para lograr una erección en presencia de excitación sexual y estimulación de los genitales debe ser regular. Además, la disfunción eréctil se puede diagnosticar incluso cuando un hombre pierde una erección durante el coito.

En cuaquiera de los casos, se requiere de una consulta especializada. Dependiendo de las razones que causaron el problema con la potencia, el médico seleccionará el tratamiento correcto.

Las razones para el desarrollo de la enfermedad pueden ser:

  • Flujo sanguíneo reducido al área genital
  • Daño al tejido nervioso que impide la liberación de la cantidad requerida de óxido nítrico
  • Disminución de los niveles de testosterona
  • Problemas de salud mental

Ahora se tratarán los factores que afectan el desarrollo de estas razones.

Factor №1. Baja actividad física

¿Por qué surgen los problemas con la potencia masculina

La falta de actividad física y un estilo de vida sedentario pueden ser los motivos del desarrollo de dos problemas a la vez, lo que lleva a la pérdida del poder sexual masculino: la obesidad y posiblemente la diabetes.

Si no se controla la dieta, el trabajo sedentario puede conducir a un rápido aumento de peso. Con el tiempo, esto conducirá a graves problemas de salud, incluida la diabetes.

Esta enfermedad se desarrolla gradualmente debido a trastornos metabólicos en el cuerpo. Si un hombre no sabe acerca de su enfermedad, entonces no controla el nivel de glucosa en la sangre. Como resultado, los vasos y los tejidos nerviosos de todo el cuerpo se dañan, lo que sin duda conducirá a dificultades con la potencia.

Esto se puede evitar con ejercicio físico. Los deportes aeróbicos son especialmente beneficiosos ya que mejoran la elasticidad de los vasos sanguíneos y saturan la sangre con un nivel suficiente de oxígeno. Además, estos ejercicios son efectivos para reducir el porcentaje de grasa abdominal, que es importante para mantener la salud sexual masculina.

Factor №2. Hábitos alimenticios inadecuados

La nutrición es la principal fuente de energía para el cuerpo humano. El exceso de grasas saturadas, que se encuentra principalmente en la comida basura, grasas animales y productos de confitería, conduce a un exceso de peso y niveles altos de colesterol en la sangre. El colesterol lleva a la formación de placas ateroscleróticas, que estrechan el lumen de los vasos sanguíneos. Por esta razón, el flujo sanguíneo a los genitales puede verse afectado.

Los científicos han descubierto que la dieta mediterránea es la más favorable para los hombres. Es rica en grasas no saturadas, fibra, proteínas y un espectro completo de vitaminas y minerales. La dieta mediterránea mejora el metabolismo de grasas y carbohidratos, aumenta el nivel de antioxidantes y arginina en el cuerpo, lo que tiene un efecto beneficioso sobre la formación de óxido nítrico en los tejidos del pene.

Factor №3. Exposición a malos hábitos

¿Por qué surgen los problemas con la potencia masculina

Tal como se muestra en el retrato español promedio diagnosticado con disfunción eréctil, fumar aumenta significativamente las posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

La investigación sobre los efectos de la nicotina en la salud sexual masculina ha demostrado una relación entre fumar y la secreción de óxido nítrico. Este último es un aspecto clave para lograr una erección, ya que es bajo la influencia del NO (óxido nítrico) que los cuerpos cavernosos del pene se relajan y las arterias que llevan sangre a los genitales se expanden.

Dejar la nicotina puede mejorar la salud vascular. Con el tiempo, esto ayudará a mejorar la potencia. Los hombres menores de 40 años son los que tienen las mayores posibilidades de recuperarse completamente de la impotencia causada por fumar.

Factor №4. Problemas de salud mental

¿Por qué surgen los problemas con la potencia masculina

La disfunción eréctil puede ser de naturaleza física y psicoemocional. En el último caso, un hombre necesita no sólo tratamiento médico, sino también ayuda psicológica.

A pesar de que el porcentaje de pacientes cuya dificultad para lograr o mantener una erección, es causada por trastornos mentales es mucho menor, también necesitan ayuda efectiva y profesional. Las condiciones mentales que pueden causar impotencia son las siguientes:

  • depresión
  • estrés
  • ansiedad
  • ansiedad causada por el miedo a fallar en la cama
  • síndrome obsesivo compulsivo
  • trastornos psicóticos.